Incendios en Córdoba: Relato en primera persona de un Bombero Hernandense

LOCALES 29 de septiembre de 2020 Por Angélica Estrada
Fabián Pascual, Bombero Voluntario de Hernando, relató a la redacción de El Manisero como fueron sus días al frente de batalla contra el fuego que azota a la provincia
IMG_20200929_004105

En diálogo con la redacción de El Manisero, el Bombero hernandense, Fabián Pascual, relató cómo se está viviendo el combate contra los incendios en las sierras cordobesas.

IMG_20200929_003950

Fabián, quien se desempeña como Bombero Voluntario del Cuartel de la Ciudad de Hernando, lleva ya 21 años en la Institución, manifestó que según lo que ve año a año las catástrofes producto de los incendios son cada vez más grandes y peores. 

El día lunes pasado comenzaron a recibir las alertas sobre el incendio que se había originado, principalmente en la zona de la cumbre y que se replicó en varios focos en la provincia de Córdoba fundamentalmente dadas las condiciones climáticas y sequias que padece la provincia.



El día lunes, el Jefe del cuartel de Bomberos de Hernando y Sub-director de operaciones de la Federación de Bomberos Voluntarios de la Provincia de Córdoba, José Macías, se trasladó en la camioneta asignada “Regional 5” a la zona de Los Hornillos, con la finalidad de armar la mesa de comando para definir y determinar las tareas a realizar y comenzar a darle batalla al fuego.

El día martes, Fabián Pascual y Cristian Rivarola, ambos bomberos de la ciudad, fueron convocados para llevar uno de los dos camiones de comando que posee la Federación y que se encontraba en el cuartel de la localidad de Dalmacio Vélez. Este tipo de camiones están equipados con radio, computadoras, antenas satelitales, cámaras, entre otros elementos para la planificación de la extinción de incendios. 

 

Una vez llegados al aeroclub de La Cumbre y luego de unas horas de descanso, se acoplaron al resto de la Regional 5 que ya se encontraba en el lugar, Pascual lo hizo por su parte a la Brigada de los Bomberos de Embalse y Rivarola a la de Río Tercero. De esta manera, en horas muy tempranas del dí miércoles comenzaron a trabajar en la zona de Villa Giardino realizando la planificación y evaluación de las actividades a llevar a cabo en el combate contra el fuego que azotaba al lugar.

IMG_20200929_004043

En ese momento se acerca el jefe de Valle Hermoso, quien les comunica que en unas horas iban a comenzar a sufrir incendio de interfase. Incendio de interfase se llama a las situación de cuando los incendios que afectan a la forestación se acerca de manera inminente a zonas pobladas. De esta manera se comienza con la tarea de contrafuego, técnica de extinción del fuego en la que se hace una quema de vegetación en zonas más amplias y creando un fuego que logre avanzar contra el incendio, quemando el combustible en la trayectoria que, por su comportamiento, lleva el incendio. Cuando los dos fuegos se encuentran el incendio se extingue por carencia de vegetación combustible. Esta tarea demanda el trabajo en contra del viento lo que requiere mucho esfuerzo físico. Afortunadamente, este trabajo dio sus frutos, ya que pudieron, no solo controlar el fuego, sino también proteger cada uno de los hogares que se encontraban en el camino del intenso fuego.

IMG_20200929_003940

Posteriormente, ese mismo miércoles, en horas de la tarde, se mueve una unidad liviana del cuartel de Hernando con los bomberos locales Cesar Fonsfría y Ezequiel Cepeda. El jueves, los hernandenses, luego de unas horas de descanso, se unieron a los de La Cumbre para trabajar en conjunto con bombeos de General Levalle, Adelia María, entre otros. Pasado el mediodía y contando con la unidad liviana y otras dos pesadas de Villa María y Arroyo Cabral concurren a la zona de El Potrerillo ya que se replantea la tarea producto del accidente de un brigadista, por lo que se abandona la tarea de extinción y poder localizar a la persona, a quien se encuentra, lamentablemente con el 90% del cuerpo quemado. La tarea de rescate del brigadista consistió en el recorrido, a pie, por zona agreste y con una camilla a lo largo de 2.500 metros, tarea que le lleva a los bomberos aproximadamente 3 horas y medias para poder sacarlo y llevarlo hasta la camioneta que lo trasladaría al aeroclub de La Cumbre donde lo esperaba un helicóptero para llevarlo a la ciudad de Córdoba. Desde allí salió con vida ya que como lo manifestó Pascual “con mis compañeros hicimos un trabajo muy duro, todo lo que estaba a nuestro alcance esperando que llegara lo más rápido posible a un centro asistencial dada la magnitud de las lesiones que poseía”, lamentablemente y producto de las heridas el brigadista no pudo sobrevivir.IMG_20200929_003919

El día viernes, por cuestiones laborales, se consigue el reemplazo de 3 personas. Si bien la mañana comenzó con el resguardo de una casa que se encontraba en el paso del intenso fuego, pasado el mediodía, las condiciones climáticas, fuertes vientos y aumento de la temperatura, comenzaron a empeorar las cosas por lo que algunos de los brigadistas tuvieron que resguardarse del fuego que había aumentado su intensidad. Pascual, acompañado por un grupo de bomberos, se encontraban en esa casa cuando el jefe a cargo de la brigada le da aviso de que era inminente la llegada del incendio al lugar.

IMG_20200929_003859

De esta manera, con la unidad pesada del cuartel de Hernando conjuntamente con la de la localidad de Arroyo Cabral montaron una maniobra de autoprotección con la que protegieron la vivienda que contaba afortunadamente con una pileta que contenía aproximadamente unos 10 mil litros de agua que les sirvió a la hora de salvar la casa. Con respecto a esto, Fabián relató que “el fuego prácticamente nos pasó por encima pero gracias a la rápida acción de todos los que estábamos allí no hubo que lamentar heridos ni daños materiales, ya que en el lugar no estaban solo los dueños sino también amigos de la familia quienes sumaban alrededor de 12 personas ”y agregó, “estamos hablando de llamas de 10 a 20 mts. De alto, casi sin poder respirar”.

En medio del relato, Fabián se mostró emocionado por el trabajo de sus compañeros, “no flaquearon en ningún momento, acataron la ordenes siguieron trabajando y aguantando hasta que el fuego se abriera para otro lado”, en esa brigada además de Pascual se encontraban Fabricio Dotta, Leandro Domínguez, Adrián Luque y Cristian Rivarola. Terminada la tarea, y de acuerdo lo manifestó Fabián, la familia rompe en un aplauso como forma de agradecimiento a la lucha y la entrega.

Al día de hoy, aun se encuentran trabajando Bomberos de nuestra localidad en la zona de Alta Gracia. 

Para finalizar, el hernandense se mostró emocionado por el reconocimiento de la gente y concluyó, “esto nosotros lo hacemos porque nos gusta, pero atrás del uniforme hay un ser humano que sufre y padece, y quiero recalcar el saludo a los familiares de cada Bombero que sufren igual o peor de lo que sufrimos nosotros, son los que nos ven salir y rezan para que volvamos sanos y salvos, padres, madres, esposas, hijos, es una emoción muy grande llegar y recibir, como en mi caso, el abrazo de los hijos”.

 

Te puede interesar