Banfield goleó a San Lorenzo y es finalista junto a Boca

DEPORTES 11 de enero de 2021
El Taladro ganó 4-1 y es finalista del certamen. Al mismo tiempo, Talleres triunfa 2-1 ante Colón en Santa Fe, pero no le alcanzó al igual que Gimnasia, que perdió 1-0 con Atlético Tucumán. Antes, Arsenal le ganó 1-0 a Huracán
OAFVC7TB2JHTFKIKIV4IYEUPOI

Banfield logró el merecido objetivo de jugar la final de la Copa Diego Armando Maradona por ser uno de los mejores equipos del torneo, goleando a San Lorenzo por 4 a 1, en el sur, por la última fecha de la zona Campeón B. De esta manera, terminó como puntero con 12 unidades, uno más que su escolta Talleres, de Córdoba. Ahora el Taladro deberá enfrentar a Boca Juniors en la final que se jugará en el estadio del Bicentenario, de San Juan, el próximo domingo, que brinda al ganador una plaza a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2021. Vale recordar que Boca ya está clasificado.

Cientos de hinchas de Banfield aguardaron desde temprano en las afueras del estadio la llegada del micro que trasladó a los jugadores desde la concentración de Luis Guillón para ofrecerles su apoyo ante la instancia decisiva que debieron afrontar. Incentivados por esa muestra de aliento, los jugadores del local arrancaron el cotejo tomando el protagonismo, con la posesión de la pelota y con presión alta para ahogar la salida del adversario. Así, pronto tuvieron su primera oportunidad muy clara cuando Mauricio Cuero envió un centro que conectó Agustín Fontana lanzándose en palomita, pero cabeceó desviado, muy cerca del caño izquierdo del arco visitante (3 min). Otra buena ocasión para Banfield, también la generó el extremo derecho colombiano con un centro pasado para Fabián Bordagaray, que desde la izquierda enganchó para adentro y remató rasante, conteniendo Fernando Monetti (19 min).

San Lorenzo, de a poco, se fue ordenando en el fondo para contener los embates locales y dispuesto a rápidas réplicas conducidas por el paraguayo Ángel Romero, el que tuvo la primera oportunidad para inquietar a Mauricio Arboleda con un tiro libre que conjuró con seguridad el guardavallas colombiano (23 min). Más tarde Monetti evitó la caída de su valla ante un violento y envenenado de Martín Payero de media distancia, que controló en dos tiempos (28 min). Y otra vez se lució el arquero azulgrana al desviar al córner un remate al gol de Agustín Fontana (30 min).

El equipo de Mariano Soso, que quedó en la cuerda floja tras la derrota, intentó ser un digno rival pese a jugar “por nada”, aunque sus incursiones ofensivas no tuvieron la claridad necesaria para inquietar el arco local. Finalmente, de tanto insistir con una de sus fórmulas para el gol, el Taladro llegó a la apertura antes finalizar la primera etapa, con una hábil maniobra de Cuero, que desbordó por derecha y envió el centro aéreo pasado para que llegara Bordagaray y marcara de cabeza ante el arco libre (44 min). Con esta conversión se dio una vez más la ley del ex, ya que el autor fue jugador de San Lorenzo y el que precisamente marcó los dos goles azulgranas para vencer a Newell’s, en Rosario, en la última fecha del torneo Apertura 2009, lo que facilitó que Banfield se coronara campeón, pese a perder casualmente con Boca, en la Bombonera.

El complemento se inició con las mismas características, pese a que el conjunto local se paró un poco más atrás para aguantar las cargas del Ciclón y buscar aumentar la ventaja con rápidas réplicas. Y se acercó a ese objetivo tras una destacada combinación colectiva que culminó Claudio Bravo con un remate rasante que rozó el caño izquierdo de la valla visitante (7 min). Posteriormente, San Lorenzo generó su llegada más peligrosa con una maniobra de Uvita Nicolás Fernández asistiendo al recién ingresado Agustin Hausch, que tiró cruzado y encontró a Arboleda atento y bien ubicado para la contención.

Poco después, Banfield logró aumentar la ventaja con un centro cruzado de Alexis Sosa (reemplazó al suspendido Luciano Lollo), de izquierda a derecha, que Martín Payero con un cabezazo asistió a Fontana, para que definiera con una tijera desde el punto del penal (14 min). El juego se tornó más emotivo debido a que los del Bajo Flores fueron mejorando y encontraron el descuento con una espléndida habilitación de Ángel Romero para que llegara Salazar a vulnerar la salida de Arboleda (19 min). Luego, los albiverdes perdieron a uno de sus goleadores en el torneo -junto con Giuliano Galloppo, con 5 conversiones-, ya que Fontana debió salir por un fuerte golpe en el pie derecho, por lo que fue sustituido por Luciano Pons (26 min). De todos modos, Banfield encontró a otros definidores para terminar goleando al adversario, sobre el final, con un espléndido tiro libre ejecutado por Payero (43 min) tras una gran jugada personal interrumpida con falta por Gattoni y una entrada rauda por derecha de Alvarez, que definió con un tiro rasante (46 min).

Al final se desató un largo festejo dentro del campo, entre los jugadores y todo el cuerpo técnico comandado por Javier Sanguinetti, que continuó por largos minutos en el vestuario, mientras que en las adyacencias del estadio más de medio millar de simpatizantes festejaron, también ruidosamente, con sus gritos y los bocinazos de los vehículos. Banfield no llegaba a disputar una final por un título en primera división desde aquella tan recordada y polémica con Racing, en 1951, que se adjudicó la Academia con un golazo de Mario Boyé, siendo la primera vez que un club de los denominados chicos tuvo la chance de acercarse a una estrella. Ahora va por otra, y el que lo espera es Boca.

Nota: Infobae

Te puede interesar