Talleres derrotó a Boca en La Bombonera

DEPORTES 22 de marzo de 2021
El equipo cordobés abrió el marcador con un gol de Carlos Auzqui a los 13 minutos del primer tiempo, pero Santos Rosadilla en contra igualó para Boca a los 37 del segundo tiempo. En tiempo de descuento y cuando todo parecía cerrado, Valoyes definió el triunfo de Talleres.
multimedia.normal.abd9c45a68423d89.54616c6c6572657320767320426f63612040434154616c6c65726573646563625f6e6f726d616c2e6a7067

Talleres se trae a Córdoba el premio grande de la Bombonera, al vencer 2 a 1 a Boca Juniors. Recompensa por no haber claudicado y por haber buscado ganar luego del duro golpe anímico tras recibir el empate con un gol en contra.

El elenco del DT Alexander Medina regresa al triunfo luego de cuatro partidos y un rendimiento cuestionado, luego de seis fechas en la Copa de la Liga Profesional. Pero antes de ese festejo pasó de todo.

Hubo emociones en muchos sentidos y fue cambiante el estado de ánimo general aunque Talleres nunca dejó de creer, incluso cuando el partido expiraba y la división de honores parecía inminente. Pero apareció la cara interna del pie derecho de Diego Valoyes a los 48 minutos del segundo tiempo para decretar que los tres puntos viajasen a barrio Jardín.

Talleres cumplía con las exigencias del partido, tenía la ventaja a favor y de contra apostaba a liquidar con una contra ante la desesperación de Boca, hasta que  llegó la desafortunada acción de Michael Santos que posibilitó el empate final 1 a 1. Un punto con sabor a poco teniendo en cuenta que el equipo de Alexander Medina había trabajado el juego, hasta que a falta de ocho minutos para el silbato final Michael Santos desvió de cabeza un córner que no parecía presentar complicaciones y marcó el gol en contra fatal.

Antes de eso ya el albiazul se refugiaba y tuvo para liquidar el pleito,  fallando el mismo Santos en la definición final y el egoísmo de los atacantes.  En el local la hidalguía y jerarquía de Carlos Tévez mantenía con vida la ilusión de un Boca que por varios pasajes sufrió el asedio permanente de la presión asfixiante del visitante.  Y mientras no claudicaba en su objetivo, dejaba marcados espacios que el albiazul falló en sacarle usufructo.

De esta forma hubo división de honores. El gol de Auzqui tras una serie de rebotes en Andrada y el palo abrió la esperanza,  luego de una floja salida desde abajo del mismo arquero.  Pero nunca perdió la convicción incluso sin brillar,  ante un rival que siempre es protagonista.

Soñora, héroe del anterior triunfo en La Bombonera,  tiró el centro para el toque mágico del colombiano. Un aprobado luego de varias incursiones fallidas. Un triunfo que puede ser vitamínico para resurgir de una vez.  

Fuente: LM Diario

Te puede interesar