Apartaron a cuatro policías de Río Cuarto investigados por una golpiza

PROVINCIALES 20 de enero de 2021
El Tribunal de Conducta Policial dispuso el pase a situación pasiva de los funcionarios que fueron denunciados por un presunto ataque en la alcaidía de la Departamental
el-denunciante-aseguro-que-lo-golpearon-despues-ser-detenido-error

Tras la denuncia que formuló un ciudadano, asegurando que le propinaron una golpiza en la alcaidía de la Departamental Río Cuarto luego de ser detenido por error, el Tribunal de Conducta Policial dispuso apartar a cuatro efectivos de esta jurisdicción.

Así lo dio a conocer el organismo a través de un comunicado en el que también informaron las medidas adoptadas desde que recibieron la presentación del denunciante.

Carlos Galíndez, un vecino residente entre las localidades de Pilar y Río Segundo, denunció que fue detenido por error cuando circulaba en auto por Río Cuarto y que posteriormente recibió una feroz golpiza por parte de personal policial de la Unidad Regional Departamental local que lo dejó internado en un sanatorio de Córdoba con una fractura grave de mandíbula.

Ante esta situación, el Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario explicó que como primera determinación una funcionaria de ese organismo se entrevistó con la médica que asistió a la víctima para tener precisiones sobre el estado de salud.

Por otra parte, entrevistaron a la mujer de Galíndez, que radicó la denuncia ante la Unidad Judicial N° 4 de la ciudad de Córdoba, y también se constituyó personal del Tribunal ante la Departamental Río Cuarto para resguardar documentación de las dependencias policiales.

En ese marco explicaron que cuatro efectivos fueron puestos en situación pasiva, esto significa que son apartados de la fuerza hasta que avance la investigación correspondiente.

En la ruta

Diego Chiechi, abogado del denunciante, relató que el episodio tuvo inicio en la madrugada del pasado domingo cuando Galíndez se encontraba de viaje junto a su esposa y se detuvo al costado de la ruta "en momentos en que se dirigía hacia la autopista".

Agregó que al momento de detener la marcha a la vera de la ruta, un auto blanco fue detenido por cinco patrullas policiales en la banquina contraria.

Según la versión del abogado, Galíndez fue demorado ante la posible sospecha de algún vínculo con el otro detenido, motivo por el cual también fue trasladado a la sede policial.

Chiechi dijo que la controversia se dio cuando los efectivos advirtieron que Galíndez no tenía relación con el procedimiento donde detuvieron a otro automovilista y que en los trámites de rigor intentaron hacerle firmar planillas en blanco, a lo cual su defendido opuso resistencia.

Habría sido en esa discusión por posturas encontradas que, según el realto que replica el abogado, un par de uniformados se habrían quitado las insignias y etiquetas identificatorias y llevaron a Galíndez hasta una habitación pequeña. Según esa misma versión, lo habrían desnudado y propinado una salvaje golpiza que lo dejó con severos daños en la mandíbula.

Tras recuperar la libertad, Galíndez siguió camino hacia Córdoba y al llegar al lugar buscó asistencia médica quedando internado a la espera de una operación. Según el relato de Chiechi, habría también faltante de herramientas y de otros elementos de la Mitsubishi Montero en la que se desplazaba Galíndez.

Nota: Puntal

Te puede interesar