Justicia para Lucía: La joven fue víctima de abuso sexual

PROVINCIALES 05 de noviembre de 2020 Por Angélica Estrada
Los padres la víctima denuncian un proceso judicial lento, con irregularidades y en el que revictimizaron a la joven
Nota El Manisero
- Foto: Entrevista FM Activa Gral. Deheza

La redacción de El Manisero, en diálogo con lo mamá de Lucía, Carla Vizacarra, pudo acceder a los detalles de aquella noche fatídica del viernes 15 de marzo de 2019, en la que Lucía, joven riocuartense, fue abusada sexualmente.

Relato de aquella noche

Alrededor de las 3 de la madrugada del viernes, Lucía sale camino al boliche Factory de la ciudad de Río Cuarto acompañada por un amigo. Una vez dentro del mismo se separa de él y se encuentra con dos jóvenes más y un grupo de chicos con los que ella no tenía amistad. Luego de estar un tiempo dentro del lugar, uno de los muchachos que estaba en el grupo le ofrece un trago, que ella acepta. Posteriormente, Lucía comienza a sentirse aturdida, no podía tener control de su cuerpo, no podía hablar.

Su amigo, con el que había ingresado al boliche, comienza a buscarla y le pregunta a sus dos compañeras, quienes en un principio alegan no saber donde estaba Lucía y luego dijeron que había salido afuera con un chico.

Lo que relata la joven a su madre, días más tarde, es que, el acusado e imputado en la causa Agustín Ricardo Camargo, hijo de un sindicalista de la UOCRA, Ricardo Camargo, la saca del boliche y abusa sexualmente de ella además de extraerle cosas de su cartera. Luego la lleva nuevamente a la puerta del local bailable, momento en el que se encuentra con su amigo y las dos jóvenes, donde una de ellas sin motivo algún le retiene el celular. Su amigo, al notar que tenía marcas en el cuello y las piernas ensangrentadas le pregunta que le había pasado, pero Lucía aún se encontraba aturdida.

La Causa

En el momento en que Lucía le cuenta a su madre lo sucedido, en presencia también de su hermano, deciden de manera inmediata ir a hacer la denuncia. De esta manera se dirigen a una comisaría cercana a su domicilio en la que, según relata Carla luego de que el padre de Lucía dijera quien era el acusado le respondieron que como el hecho había ocurrido en las inmediaciones del local bailable Factoy, la denuncia debían realizarla en una Comisaría cercana a ese lugar. Es así que el Padre de Lucía va a la seccional del centro de Río Cuarto en la que le manifestaron que en realidad debía ir a Tribunales ya que si la hacía ahí iba a “estar dando vueltas”.

A partir de allí el proceso se volvió más lento, rebuscado y con alguna irregularidades. Una vez en Tribunales, con Lucía y un abogado para asentar la denuncia, el padre “tuvo que ponerse firme” para que le tomaran la declaración a la joven ya que les dijeron que como el médico ya se había retirado tenía que volver al otro día. Es así que el médico vuelve y le realizan la revisación médica.

Además según lo manifestó la mamá de la joven, a Lucía le realizaron la misma pericia psicológica dos veces, producto de ello, cada vez que la víctim pasaba por ese proceso quedaba “hecha trizas”.

Y agregó, “en ese momento es que nosotros vemos que el Jefe de los peritos psicológicos, entraba y salía, por suerte nosotros lo conocemos y poder saber quién era esa persona que entraba y salía mientras a mi hija le hacían la pericia. Cuando nosotros tenemos acceso al expediente, vemos que este señor junto con la psiquiatra eran quienes le daban el certificado al violador alegando que estaba depresivo por todo lo que estaba pasando y que no podía hacerle frente a las pericias, pero mi hija siendo la víctima tuvo que exponerse a ir dos veces, tuvo que exponerse públicamente para que le presten atención a lo que estaba denunciando y el no, el estaba resguardado”. Por otra parte manifestó, “decidimos cambiar de abogado porque veíamos que no teníamos noticias de la causa, que el violador podía emitir un certificado atrás de otro, que no avanzaba”.

La Dra. Rosa Sabena, abogada de la víctima, cuando accede a la causa da con el hecho de que dentro de la misma había pruebas, fotos, que estaban recortadas, fotos que mostraban las lesiones de Lucía, fotos que afortunadamente su madre guardaba. La causa, al día de la fecha se encuentra en la Fiscalía del Dr. Daniel Miralles. Hoy el acusado, Agustín Ricardo Camargo se ecuentra imputado.

Por último, Carla, mamá de Lucía, relató que no solo tuvo que pasar por tan aberrante hecho sino también recibió llamados intimidantes, gritos en la calle, que la acusaran de mentirosa”. Y finalizó, “si bien él ya está imputado, porqué las leyes permiten que aun esté libre?, pido que las leyes cambien, porqué mi hija tiene que correr el riesgo de cruzarse nuevamente con su violador?, quiero que vaya preso”.

DENUNCIAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO : LÍNEA 144

Te puede interesar