Independiente le ganó 1-0 como visitante a Estudiantes

Deportes 26 de julio de 2021
Con un cabezazo de Insaurralde, Independiente le ganó a Estudiantes y tuvo su primera alegría en el torneo. En el ST, lo aguantó Sosa.
1621106929_619153_1621113565_noticia_normal_recorte1

Era importante para Independiente, casi clave en realidad, conseguir un triunfo en La Plata. Tras la temprana eliminación en la Copa Sudamericana a manos del Santos, en un sorteo que claramente no lo benefició, el Rojo de Falcioni tenía que prender en el lote de arriba del torneo local. Había empatado sin goles en su debut contra Argentinos, jugando en casa, y no se podía permitir seguir sin triunfos en este segundo semestre. Por eso fue tan festejado lo que terminó siendo este 1-0 ante Estudiantes, un equipo al que no le ganaba desde 2011. Con un nivel que fue sensiblemente de mayor a menor, Independiente terminó consiguiendo la victoria por algunas actuaciones individuales destacadas en momentos bien puntuales del partido.

El Rojo fue de mayor a menor

En el primer tiempo, cuando claramente jugó mejor y sacó una merecida ventaja, encontró fútbol en los pies de Velasco y de Roa. Cada vez que la pelota pasó por ellos, el Rojo jugó a otra cosa. Fue vertical, encontró espacios y también generó juego. Sin embargo, el gol llegó a la salida de una pelota parada. Tras un tiro de esquina jugado en corto, Palacios tiró un centro que encontró solito a Insaurralde en el segundo palo. El central del Rojo aprovechó una desatención de Rogel, encontró sorprendido por la jugada a Andújar y de cabeza definió por arriba del arquero. Iban apenas 15 minutos de juego y la visita ya se encontraba en ventaja lejos de casa. A partir de allí, y lentamente fue comenzando a ceder la pelota. La primera mitad todavía la cerró mejor que Estudiantes, pero sólo era peligroso cuando sus dos mejores jugadores tocaban la pelota.

Estudiantes casi lo empata

En la segunda mitad, y con el equipo de Zielinski más obligado a ir a buscar, los de Avellaneda ya no tuvieron tanto la pelota y apostaron a alguna contra para intentar liquidar el partido. Sin embargo, las más claras fueron del dueño de casa, que estuvo muy cerca de llegar a un empate que hubiera sido merecido. Primero, Sosa le sacó un tremendo disparo a Díaz, después Noguera casi la metió de cabeza y finalmente un remate de Estévez que se desvió en un rival le pasó por arriba a Sosa y el travesaño lo salvó.

Con varios pibes que prometen y una idea de juego que necesita mantenerse por más tiempo en los 90 minutos, Independiente se volvió de La Plata con el objetivo primordial que fue a buscar: conseguir el primer triunfo, sacarse esa mochila y empezar a ver el torneo local desde arriba.

Fuente: Olé

Te puede interesar